martes, 27 de septiembre de 2011

El significado de los colores (Parte II)

Colores que cambian, colores que hablan.
Como parte de su nueva filosofía, la vidriera del local refleja lo que siente el mundo.

Una de las novedosas características del nuevo local de la Avenida Alvear es su iluminación. Unos modernos leds bañan de diferentes colores la vidriera dándole un look totalmente diferente. Pero lo que distingue a estos colores es que “no” son elegidos al azar, sino que son colores que están en sintonía con el sentir del mundo.

Cada color que se elige está reflejando el ánimo del mundo. Por ejemplo, el local se viste de verde para festejar el Día de la Tierra, o su vidriera se baña de naranja para transmitir armonía frente a una situación de desorden que haya sucedido en algún lugar.




El poder de los colores


Debido a que el color es sólo una elaboración de la mente, éste tiene un efecto profundo en nuestro estado mental, emocional y físico. Usualmente no somos conscientes de esto. Pero está comprobado que hay colores que brindan, entre otras cosas, más tranquilidad, mejor salud o mayor eficiencia en la vida.


"Las liturgias, tanto occidentales como orientales, hablan del significado y el poder de los colores."


Hay una coincidencia entre la sabiduría antigua, el simbolismo religioso y los descubrimientos intuitivos de los pintores: el color ejerce, en cada uno, una influencia subliminal, es decir, fuera del control de la conciencia. Reaccionamos automáticamente según los colores que nos rodean, transfiriendo una importancia fundamental en nuestra vida que desde siempre ha captado nuestra atención.


Todos tenemos un color favorito por sobre los demás. Y se nota al momento de vestirnos, tratando de utilizarlo constantemente, ya sea en alguna prenda o accesorio. O tenemos nuestras paredes pintadas, nuestras cortinas o acolchados, o cualquier objeto al que podamos ver la mayor parte del tiempo. Este agrado, se debe en ocasiones a que relacionemos su tonalidad con algún recuerdo hermoso. Y por otro lado, bajo la misma causa podemos detestar ciertos colores, porque al verlo nos recuerda algo malo o triste que nos haya sucedido. Al ver los colores se dispara la producción de hormonas, ya sea para calmarnos y relajarnos, para brindarnos energía, para impulsar nuestra creatividad, ayudarnos a descansar, calmar nuestros dolores, o reducir la ansiedad


Colorterapia


¿Qué color eliges?



La colorimetría o colorterapia se aplica para estimular ciertos hemisferios cerebrales, o para generar emociones controladas. Algunas investigaciones han demostrado que la productividad aumenta en los lugares de trabajo donde los colores azul y amarillo forman parte de la decoración, ya que estos colores son parte de la naturaleza y lo encontramos en el cielo y el sol, se han asociado por siglos a la calma y la creatividad respectivamente. El verde por la misma razón se utiliza en escuelas y hospitales, ya que evoca sentimientos de calma y seguridad para los pacientes, y en el caso de los estudiantes, el verde estimula sus mentes y los torna más abiertos al aprendizaje.
La colorterapia se basa en la creencia de que los colores emiten ciertas vibraciones de luz, que brindan fuerza y armonía a los campos energéticos del cuerpo.

A partir del color que elijas para vestirte, puedes disponerte a la tristeza o a la alegría, a la depresión o a la euforia (tal como lo mencionamos en la Parte I). Esto sale de las leyes de la cromoterapia; basta con que lleves algo del color indicado (una pollera, un sweater) para absorber su energía y conseguir un efecto terapéutico. Cuando llegan esos días en donde nadie ni nada parece hacernos cambiar de humor, el guardarropa puede ofrecernos una alternativa capaz de cambiar cualquier mala cara. Colores que reavivan ese día opaco por el que estás transitando. 

O: es frío y tranquilo, reduce la tensión y elimina las ideas obsesivas. Se asocia con la frescura del cielo y el mar. En su versión Turquesa tiene la energía del amarillo y la tranquilidad del azul. Es el color ideal para las que sufren de problemas de ánimo: desde la ansiedad a la depresión. Ideal para oficinas y dormitorios, es muy energizante y te brindará un buen descanso. 

O: simboliza el amanecer y el tiempo del despertar. Es fusión y unidad. Atrae la energía positiva. Ideal para conseguir los objetivos propuestos. Tiene toda la alegría del amarillo y la sensualidad del rojo. Si pintas en su tonalidad más fuerte puede provocar tensión en los ambientes, en cambio en su variedad de durazno o salmón es muy relajante y genera optimismo. Se recomienda utilizarlo en sábanas o cuartos infantiles.

O: representa la inteligencia, el desarrollo y la capacidad intelectual. Se usa para generar alegría, armonía, apetito y felicidad. Es el color del sol y del oro. Da seguridad y te ayudará a enfocar tu energía para no dispersarte. Te será más fácil terminar los trabajos empezados y proponerte objetivos precisos. Es perfecto para cualquier ambiente, te proporcionará tranquilidad y optimismo. Muy usado a la hora de comunicar algo.

O: es una vibración de armonía y de equilibrio. Es un color tranquilizante y el color de la vida. Genera mucha creatividad, evoca a la esperanza y la prosperidad. En su tonalidad pastel invita al descanso ; en cambio el brillante estimula y provoca una sensación de alegría. Es muy recomendable para cocinas y comedor diario.

O: es sangre, fuego, pasión, violencia, actividad, impulso y acción. Se usa para llamar la atención, como en señales de tránsito).Da mucha energía pero puede volverte agresiva. Úsalo sólo cuando tengas el ánimo por los suelos. Puede resultar ser muy cálido en los ambientes mezclado con algo de marrón, de lo contrario causará mucha tensión. Muy recomendable para el living sólo si pintas una pared.

O: es luz, paz y pureza transmite limpieza y claridad. Se utiliza para resaltar objetos y generar efectos luminosos. Algunos grupos religiosos utilizan el blanco para expresar la sencillez o claridad y la pureza del corazón.

O: es profundidad, misterio, melancolía y en su tonalidad púrpura, realeza y suntuosidad.

O: Es un color protector. Bajo ninguna circunstancia se debe usar el negro en casos de depresión, cansancio o ansiedad. El negro es el color del misterio y lo inexplicable.

DORADO: Es protección, fortalece el corazón, auto confianza, nobleza y simboliza el silencio y el poder.

PLATEADO: Es transformación, apoya los procesos progresivos. Se puede combinar con todos los otros colores y actúa contra la apatía. Por lo general apoya la fuerza de los otros colores.



Feng Shui - La energía de los colores
Al decorar tu hogar debes tener presente estas recomendaciones, para beneficiarte con el uso de los colores.
Te presentamos las características y el poder de los colores:

¿Qué color eliges?
Saber cómo elegir y combinar los colores es uno de los primeros retos con los que nos encontramos a la hora de decorar un cuarto.

Veremos como puedes aplicar lo que ya te contamos y sacar los mejores beneficios.


Combinando colores 

Lo primera decisión que debes tomar consiste en elegir que gama de colores se acerca mejor a tu objetivo. Existen dos grandes grupos: los cálidos y los fríos. Los colores cálidos van del rojo al amarillo, y los fríos consisten en las gradaciones del azul al verde. Para conseguir un resultado armonioso debes combinar los cálidos con los cálidos y los fríos con los fríos. Por el contrario, si quieres resaltar un elemento determinado, se recomienda mezclar ambos grupos. 

También puedes optar por el clásico contraste entre blanco y negro o utilizar el esquema “blanco sobre blanco”, ya que existe una gran variedad de tonalidades de este color. Por último, debes tener en cuenta que no es aconsejable utilizar más de dos o tres colores para conseguir un ambiente agradable.



El espacio 
Hay que tener en cuenta aspectos como el tamaño, la cantidad de luz que recibe o hacia donde está orientado el ambiente. Los colores cálidos y luminosos son los más adecuados para una casa enfocada hacia el norte, mientras que si su orientación es hacia el sur, aceptará mejor los colores vivos y los tonos pastel. Para los espacios pequeños lo mejor son los colores fríos, el blanco y el papel en la pared. Por el contrario, si tienes un cuarto demasiado grande píntalo de un color cálido, éste hará que las paredes parezcan más “cerca”.



Efectos visuales 
Si utilizas un color más claro que las paredes, los techos darán la impresión de ser más altos, o si quieres disimular un techo muy alto, utiliza un color oscuro. Otro recurso muy útil es el de utilizar las rayas para modificar la percepción del espacio. Las rayas anchas transmiten sensación de profundidad, mientras que las estrechas hacen que la altura parezca mayor. Los colores claros hacen que los muebles se vean más grandes y, los oscuros, disimulan las formas voluminosas.

Y Ahora... Qué color vas elegir?.


A

No hay comentarios:

Publicar un comentario