lunes, 7 de noviembre de 2011

EL ARTE DE COMUNICAR

COMUNICAR no se reduce sólo a enviar un mensaje con el propósito de cumplir una meta u objetivo. Implica poner en juego una serie de factores y generar un alcance que va más allá de lo aparente, de lo explícito.
Comunicar es dar a conocer nuestra forma de pensar, la perspectiva desde la cual observamos y concebimos al mundo. Incluso transmitimos valores, pensamientos, conceptos y hasta prejuicios en nuestros mensajes.
Comunicamos desde el lugar que ocupamos en el espacio social y no podemos prescindir de ello. Lo hacemos mediante la palabra escrita u oral, y a través de imágenes, símbolos, posturas, tonos e inflexiones de voz, sonidos, formas de comportarnos individual y socialmente, de vestirnos, etc.
Comunicamos cultura, porque además de estar inmersos en ella, ella misma es una de las partes constitutivas de nuestro ser. Sin embargo, es necesario discernir y separar entre la comunicación que producimos como actores sociales, que usamos constantemente en nuestra vida diaria,  de la comunicación que se transmite a través de los medios masivos de difusión,  los tradicionales (radio, tv, gráfica) y los más innovadores (Internet) o la que llega a varias personas al mismo tiempo, pero en ámbitos más reducidos, como empresas, instituciones educativas, religiosas, culturales, sociales, etc.
Al  COMUNICAR estamos formando opinión, transmitimos ideas y pensamientos que influyen de alguna manera en quienes receptan el mensaje. Por lo tanto debemos ser cuidadosos, efectivos y claros. Debemos estimular la formación del espíritu crítico, brindando conocimiento e información con un plus distintivo, que puede estar ligado a la creatividad, e innovación, pero también a la ética y a la responsabilidad.
En pocas palabras comunicar es un arte. Y si bien el contexto y los medios condicionarán con frecuencia el contenido, forma y estilo de nuestros mensajes, no debemos olvidar el espíritu genuino que impulsa el oficio, ni la esencia a partir de la cual producimos los discursos de la más variada naturaleza,

No hay comentarios:

Publicar un comentario