miércoles, 4 de enero de 2012

HISTORIA DE GRANDES MARCAS - Coca Cola


Si alguna marca se puede

considerar grande,

 histórica y universal, esa es

Coca-Cola.

A diferencia de casi todas las demás marcas históricas con más de un siglo de vida, el logotipo de Coca-Cola ha permanecido prácticamente idéntico (salvo excepciones en algunos países) desde su creación inicial, provocando que muchas generaciones se sintieran identificadas con esos grafismos.
Y es que si hacemos memoria, cuando muchos de nosotros éramos niños, nos recreábamos con las formas, curvas y ligaduras de Coca-Cola, como si se tratara de una maravillosa escritura. Por lo que me atrevería a decir que si ha permanecido casi intacta durante tantas décadas, es que algo tiene de especial.
Viéndola ahora con ojos de diseñador, sigo quedándome absorta ante ella en busca de ese secreto que la hace tan perfecta, querida y aceptada por todos.

Y es que mirada al detalle, son muchos los posibles motivos que la hacen grande:

- Su genuino color rojo patentado en contraste con el blanco.
- Su tipografía de trazo variable, con distintos grosores.
- Las ligaduras entre las letras.
- El ritmo visual que tiene al estar la palabra “Coca” más alta que “Cola” y la inclinación (cursiva) de sus letras.
- La caligrafía utilizada tiene rasgos alegres y a mi al menos me recuerdan a las caligrafías infantiles, otorgándole inocencia, gracia, con toques genuinos y distintivos que la convierten en una tipografía amigable y cercana.
Aunque si bien es cierto, en esas connotaciones subjetivas in
fluye enormemente toda la publicidad que llevamos viendo de Coca-Cola desde que somos niños, pero de lo que no hay duda es que se trata de una marca potente y única.
- Pero sobre todo, creo que la característica más genuina y que más llama la atención, es la forma en las que las “ces” se enlazan, sobre todo la “C” de Cola, como se entrelaza con la “ele”, haciendo una línea “paralela” con el otro “rabo” de la primera “C” que entra por debajo.

 

Tipografía utilizada

Pero esa singularidad de la tipografía no es mérito total de su creador Frank Robinson (historia detallada más abajo), sino que el logotipo de Coca-Cola se basa en el estilo de escritura Spencerian Script.

Historia de la marca Coca-Cola

La primer Coca-Cola se vendió en 1886 en una pequeña farmacia en Atlanta.

La media de ventas era de 9 bebidas al día. Desde entonces las cosas han cambiado bastante y actualmente se venden 1,3 billones de productos al día.

El Nacimiento de una Marca (1886-1899)

1886: Todo comenzó en la ciudad de Atlanta (Georgia) en 1886 cuando un farmacéutico llamado John S. Pemberton desarrolló la fórmula de un jarabe para una bebida deliciosa y refrescante que poco después pasaría a ser comercializada en fuentes de soda.

Su contador, Frank Robinson, fue quien ideó la marca y diseñó el priemr logotipo para la bebida.

1891-93: En 1891 otro farmacéutico, Asa G. Candler, compró y registró la marca. En cuatro años consiguió que Coca-Cola se bebiera en todos los Estados Unidos.

1897: se produjo la primera exportación del producto fuera del país.

1899: Benjamín Thomas y Joseph Whitehead, dos abogados de Tennessee, convencieron a Candler de que les concediera los derechos de embotellado. El sistema de embotelladores que se estableció es el que continúa vigente en nuestros días y consiste en autorizar a empresas locales a fabricar, distribuir y vender el producto cuyo preparado básico, por supuesto, es suministrado por Coca-Cola.

 

 

Un icono universal (1915-1920)

 

1915: se celebró un concurso de embotelladores para crear un envase único. Lo ganó Alexander Samuelson y 75 años más tarde su “botella contorno” sigue siendo el icono comercial más ampliamente reconocido del mundo.

Se ha dicho que la botella de Coca-Cola es el diseño más familiar de la historia de los productos de consumo. Los consumidores asocian la botella a los buenos momentos y a celebraciones compartidas con la familia y amigos.

1919: Ernest Woodruff compró todas las acciones de Coca-Cola a la familia Candler y logró consolidar el negocio tras la Primera Guerra Mundial.

1923: se establecieron las bases para The Coca-Cola Export Corporation, cuyo propósito era extender el sistema de embotelladores al resto del mundo, que terminaría constituyéndose oficialmente en 1931.

 

De la nevera al Vending

1929: La primera nevera metálica, casi automática, aparece en ese año con el nombre de “Icy-O”. Aunque era pesada, incómoda y desperdiciaba mucho hielo, era infinitamente mejor que sus predecesoras (desde los primeros barriles de madera partidos por la mitad, pasando por cajas de madera con patas y con un forro galvanizado de hierro).

1929-1934: Ese mismo año la compañía Glascock ganó el concurso para fabricar un modelo que tuviera en cuenta factores como aislamiento, sellado al vapor, planchas de metal, galvanizado, cromado, etc. Años más tarde, en 1934, sale la “Red Cooler for Coca-Cola” y con ella empieza la era de los dispensadores automáticos hasta llegar a los actuales sistemas de máquinas de vending que disponen de frontales iluminados capaces de reproducir frases, funcionar con tarjetas magnéticas, etc.

 

 

La bebida más internacional

1945: Durante la Segunda Guerra Mundial se marcó el objetivo de suministrar el producto a los soldados en cualquier lugar del mundo. Durante esta etapa se creó un envase ideado para la guerra y que después tendría un gran impacto: la lata de Coca-Cola. La palabra Coke fue registrada como marca oficial en 1945, después de que se popularizase este nombre, que ya se utilizaba publicitariamente desde 1941.

1955: Woodruff abandonó la presidencia tras haber convertido a Coca-Cola en una bebida universal

1960: la oficina de marcas de EEUU decidió inscribir la botella contorno en el Registro Principal con la categoría de marca registrada, un hecho totalmente extraordinario.

2000: Coca-Cola es una bebida muy popular en España. Actualmente cerca del 60% de los españoles declaran que es su marca de refresco favorita.

2006: Se cumplen 120 años de la fórmula secreta mejor guardada. Un momento histórico.

 

Imágenes



No hay comentarios:

Publicar un comentario