sábado, 31 de marzo de 2012

La Pascua


La Pascua es fiesta más importante de los cristianos.
Es la mayor victoria de la historia cristiana, cargada de simbolismo.Tanto la Pascua Cristiana como la Judía recuerda el paso de Israel por el Mar Rojo, el cordero pascual y la columna de fuego que guiaba a Israel.La iglesia Cristiana determina la fecha de la Pascua según el calendario judío que es lunar (tiene 354 días).Los judíos comen el cordero pascual la víspera del 15 de Nisan (el 14 por la noche).Nisan es el primer mes de calendario judío.Jesús celebró la Pascua con la última cena; osea el 14 de Nisan. El 15 Nisan murió y el 17 de Nisan resucitó.En aquel entonces, el 15 de Nisan cayó Viernes y el 17 Domingo; claro que en aquellos tiempos no se llamaba “Domingo”.No todas las religiones eligen el mismo Domingo para festejar la Pascua; según el calendario romano, Jesús muere un 25 de Marzo y resucita el 17 de Marzo por eso algunos obispos celebran la Pascua en esos días.La iglesia Romana lo hace el 1º Domingo después de la primera luna llena, después del equinoccio de primavera. Ese Domingo siempre cae entre el 22 de marzo y el 25 de abril.El Viernes Santo se hace el “ayuno pascual”.El agua bendita de la Vigilia Pascual se usa para los bautismos de toda la temporada de pascua.




El simbolismo de los huevos en Pascua
En aquella época la Iglesia no aconsejaba el consumo de huevos durante la Cuaresma. Sin embargo, las gallinas seguían poniendo huevos, ajenas a preceptos y normas religiosas.
Tirar los huevos hubiera sido un pecado. De tal forma, que no quedaba más remedio que guardarlos. En unas semanas se conseguía una sobreabundancia de huevos a los que había que dar salida.
El domingo de Resurrección, primer día en el que este precepto ya no rige, se convertía en la fecha señalada.Y qué mejor que compartir o regalar los huevos que no se habían consumido durante la Cuaresma. De esta forma, fue naciendo una costumbre. Ofrecer una cesta de huevos frescos era sin duda un magnífico detalle, pero si además los huevos se coloreaban o se pintaban se convertían en un auténtico regalo. 

El huevo, símbolo de vida, fecundidad y renovación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario